Ciudad Del Vaticano

CIUDAD DEL VATICANO ATRAE NO SOLO A LOS CATOLICOS.

Es imposible realizar una visita a Roma sin recorrer las viejas calles vaticanas y, allí mismo, compartir ceremonias o historias vinculadas con el catolicismo. Por eso consideramos apropiado echar un vistazo a la particular relación.

Ciudad Del Vaticano
Plaza de San Pedro

Ciudad del Vaticano es un estado con status de país soberano. Se trata de un enclave de 44 hectáreas dentro de la ciudad de Roma; en realidad un perímetro en pleno centro histórico de la capital italiana.

Es un ámbito cargado de historia, simbolismo y valor religioso, en donde se puede visitar (es lo aconsejable) la Basílica de San Pedro, el Museo Vaticano, la Capilla Sixtina, los mismos jardines vaticanos, y aprovechar para repasar toda la historia político-administrativa de la Iglesia Católica, incluyendo los episodios que forman parte de tramas conspirativas entre los muros de la Santa Sede.

Pero en el entorno de esos edificios cargados de misticismo y anécdotas trágicas, se encuentra la Plaza de San Pedro, lugar de invitación de la grey católica de todo el planeta. Allí se celebran las audiencias de los miércoles, los rezos dominicales y las reuniones de todas las fechas más significativas de la liturgia anual.

La Plaza de San Pedro (amplio predio enmarcado por el edificio central vaticano y una galería sostenida por milenarias columnas) podría definirse como la sede del cabildo abierto del catolicismo y visita obligada de los turistas de todo el mundo que hacen una escala en la eterna Roma.