Parque Los Alerces

ESTAN SAQUEANDO EL PATRIMONIO NACIONAL.

Los organismos internacionales dedicados a la defensa de los sitios naturales aún no alcanzan a entender lo que está ocurriendo con el patrimonio del pueblo argentino en los denominados PARQUES NACIONALES. En todo el mundo, las reservas naturales codificadas como Parques Nacionales, son de todos los habitantes de un país y defendidas como propiedad de la comunidad. Aquí NO.

En Argentina, unas pandillas armadas dedicadas a la usurpación de terrenos del patrimonio nacional y que poseen un valor inconmensurable, son apañadas desde el estado para lograr su cometido. Esas bandas se autodefinen como Mapuches, pero nada tienen que ver con comunidades de pueblos originarios; es más, atacan casi a diario a descendientes mapuches de Rio Negro, Neuquen, Chubut y Santa Cruz.

Un caso emblemático es el Parque Nacional Nahuel Huapi, que en su vértice de Villa Mascardi, ya está en manos de un grupo vandálico cuyos cabecillas residen en Chile. Esa banda ya expulsó a los propietarios de fincas linderas con la reserva y están destruyendo el maravilloso bosque nativo. Hay denuncias de municipios de la zona, como San Carlos de Bariloche, pero la justicia y el gobierno nacional miran para otro lado, en abierta señal de aval a los usurpadores.

En el Parque Nacional Los Alerces, un grupo de delincuentes incendió un puente histórico y ataco al guardiaparque que intentó sofocar las llamas. Y ahí nomás, a las pocas horas, el director de parques nacionales,vajó a la zona. Muchos pensaron que lo hacía para ponerse al frente de la defensa de su personal y del patrimonio nacional……pero no, el funcionario se reunió en San Martin de Los Andes con los cabecillas de las bandas agresoras, para analizar las políticas de cogobierno de los parques.

Amigos, un oscuro panorama afecta a nuestro maravilloso patrimonio natural  dentro de las áreas de los Parques Nacionales, que en este proceso sostenido, con el incomprensible aval de grupos enquistados en distintos ministerios, pasan a ser el dominio de los usurpadores.

Los ambientalistas y defensores de los recursos naturales del mundo, observan azorados lo que está ocurriendo en Argentina. No lo entienden.

Todo esto constituye un duro golpe al turismo argentino, porque gran parte del atractivo de nuestro destino, está contenido en esas reservas que las leyes procuran defender con el rotulo de Parques Nacionales……pero que muchos desatienden.