Aeropuerto en espera

INVOLUCIÓN DE LOS AVIONES: el cielo de Córdoba no es el mismo.

Que tristeza provoca el cielo de Córdoba sin ver el pasar de los aviones, algo tan frecuente en los techos de todas las ciudades del mundo y a lo que nos habíamos acostumbrado aquí….en nuestra Córdoba.

Quienes tuvimos la suerte de recorrer otras regiones de la tierra, esperábamos que algún día pudiéramos tener esa fisonomía tan singular del espacio aéreo surcado por los grandes y pequeños aparatos que dejan la sensación de estar más cerca de todo.

Aquí, desde aquellas breves experiencias del Jumbo que legaba cada domingo de Miami, (cuyo aterrizaje atraía a cientos de soñadoras familias que esperaban a la orilla de la ruta que lleva a Río Ceballos), pasamos a las gestiones y anuncios de apuestas de vigencia efímera;  vivimos muchos años de falsas ilusiones.

Eso fue así, hasta que la chilena LAN ofreció una salida constante por Santiago y TAM otra a través de Sao Paulo, para evitar la agotadora ruta al mundo desde las complicadas conexiones de Aeroparque-Ezeiza.

A esos servicios que fueron malacostumbrándonos a la normalidad mundial, le siguió una ambiciosa política pomposamente llamada la Revolución de los Aviones, que le agregó a lo por entonces conseguido, el gran hub de cabotaje en el Aeropuerto Taravella (vinculación diaria con el norte y el sur del país desde nuestra Córdoba) y también la apertura hacia las low coast. Todo eso motivó que millones de argentinos accedieran a los viajes en avión.

Lamentablemente (como siempre ocurre en este bendito país) las políticas y, en buena parte, también la pandemia, nos dejaron con las manos vacías y los cielos desiertos.

Y ahora, otra vez a seguir soñando y deseando recuperar ese estándar de vida que volvemos a divisar lejano.

Apoyamos los reclamos de urgente reanudación del hub, de los servicios internos y de la conectividad real, única manera de lograr revivir un segmento de la economía que representa más del 10 por ciento del producto interno.

Cuanto perdimos todos; cuán lejos quedamos del mundo; que tristes estamos mirando hacia arriba; que solo se vé el cielo…..