La Cumbre.

LA CUMBRE….DEL ARTE.

La señorial población del norte del Valle de Punilla ha definido desde hace bastante tiempo su perfil cultural, y ahora el desafío de sus  habitantes es recuperar y defender la arquitectura de cada rincón.

Si bién la belleza natural de la zona es la base del atractivo turístico original, el crecimiento de las inversiones y el sostenido aumento de visitantes “está en directa relación con la promoción de las obras que dejaron y que hoy realizan los artistas” que llevaron su vida a La Cumbre.

Interpretando el sentir de los habitantes del lugar, el Congreso Nacional la nombró formalmente como “poblado histórico”, con lo cual dió apoyo a una serie de acciones de la Municipalidad para recuperar totalmente las residencias “con historia”. En ese marco, ya se anticipó que la casona “El Paraíso”, que perteneció a Manuel Mujica Lainez, se convertirá en residencia de artistas.

En la ciudad de La Cumbre dejaron su sello para los tiempos, el ya citado Mujica Lainez, y los pintores Emilio Caraffa, Miguel Ocampo y otros tantos, cuyas propiedades integran un increíble circuito cultural, que permite (en varias jornadas a lo largo del año) ingresar a los talleres y ateliers para compartir historias y sus obras.

Ese perfil cultural se ha conjugado a la perfección con el crecimiento de una muy delicada y selecta oferta gastronómica, que permite a La Cumbre penetrar con fuerza en un segmento de la sociedad de elevado poder adquisitivo, de alto nivel intelectual y sin inconvenientes para las escapadas de placer a lo largo del año.