ORLANDO: UNIVERSAL Y DISNEY COMIENZAN A RECUPERAR SU MAGIA.

Como una forma de brindar respuesta  a «la tristeza» de los niños y adolescentes, y sus padres, los emblemáticos centros de entretenimiento de La Florida norteamericana, empiezan a descorrer paulatina y pausadamente, el telón del fantástico escenario de los sueños, para convertirse en la fuente de convocatoria multitudinaria en esta parte del mundo.

Después de estar cerrado durante casi dos meses, Universal Orlando reabrió parte de su resort, que incluye media docena de restaurantes y dos tiendas minoristas.

Universal Orlando Citywalk es el primer parque temático en avanzar hacia la vuelta al negocio después de que cerraron a mediados de marzo debido a la pandemia de coronavirus.

Universal Orlando Resort perdió más de 10 millones de dólares por día desde su cierre.

La próxima semana, Disney está programado reabrir algunas tiendas y restaurantes en su distrito de entretenimiento de Disney Springs. Los trabajadores e invitados deben usar mascarillas. Según las normas estatales, la capacidad interior se limitará al 25%, y las mesas de comedor al aire libre deberán respetar el distanciamiento social.

Ni los funcionarios de Disney ni Universal han dicho cuándo reabrirán sus parques temáticos y hoteles. Disney World y Disneyland se cerraron el 15 de marzo a medida que aumentaron los casos de coronavirus en todo el país. Disney está perdiendo un estimado de 500 millones de dólares por cada dos semanas que los parques temáticos permanecen cerrados.

En Universal’s Citywalk, los visitantes también tendrán su temperatura controlada y deberán usar mascarillas que allí mismo podrán comprar. Los establecimientos limitarán su capacidad para garantizar el distanciamiento social. También tendrán opciones de pago sin efectivo, y podrán estacionarse de forma gratuita.

Los trabajadores también tendrán sus temperaturas controladas y usarán mascarillas. Todas las sillas y mesas se desinfectarán después de cada asiento, y las áreas de alto contacto también se limpiarán con frecuencia.

Los lugares solo estarán abiertos desde las 16 hs a las 22 hs y los restaurantes tendrán un menú limitado.

«Los huéspedes deben evaluar su propio riesgo a medida que determinan si visitan. Y específicamente no se recomienda que adultos mayores o personas de alto riesgo con afecciones médicas graves visiten estas instalaciones». FUENTE: Clarín.