Aeropuerto de Pekin

PEKIN Y EL SUEÑO DEL AEROPUERTO MÄS GRANDE.

Erigida a menos de 50 kilómetros de Pekin con una impactante forma de estrella, la principal estación aérea de Daxing, China, supera todo lo imaginable en materia de arquitectura futurista.

Más de cinco años demandó la construcción de este emblema del vanguardismo chino, aunque su funcionamiento a pleno se producirá dentro de algunos meses planificando alcanzar el máximo objetivo en el año 2040 cuando albergue 100 millones de pasajeros que proceden o se dirigen a 112 destinos en todo el mundo.

Su superficie total  equivale a casi cien canchas de futbol y cuenta con ocho pistas autogestionadas por la torre de control “Ojo de Fenix”a una altura de 70 metros. Cuenta con sistemas de inteligencia artificial, de check-in con reconocimiento facial, asistencia de robótica para estacionamiento automático de automóviles, entre otros avances.

Costó algo más de 17 mil millones de dólares, sumando los gastos de autopistas, carreteras y centrales ferroviarias para trenes de alta velocidad que unen la ciudad en solo 20 minutos partiendo desde el segundo subsuelo dela edificación..

En las cinco plantas de la terminal con forma estrellada, se han sumado innumerables restaurantes, guarderías, centros comerciales, hoteles de las principales cadenas internacionales y escenarios para eventos públicos.

En la lucha global por el liderazgo en todos los terrenos, con la inauguración del Aeropuerto de Daxing, China se puso un paso adelante en esta materia.