Belleza de Purmamarca

PURMAMARCA, el destino «mas lindo» de Argentina.

Rodeado de montañas, el pueblo de Purmamarca es uno de los mejores destinos de Jujuy y del norte argentino. Estamos hablando de un pintoresco lugar, conocido por su belleza, tranquilidad y por el Cerro de los Siete Colores, galardonado recientemente por los seguidores de una publicación especializada como «el mas lindo» de Argentina.

Su mágico entorno lo hace uno de los pueblos más lindos de la Quebrada de Humahuaca.

Es un lugar ideal para pasear, descansar y maravillarse con los paisajes.

Se encuentra a una altura de 2.324 metros sobre el nivel del mar y tiene una población aproximada de 891 habitantes, a solo 65 km de la capital jujeña.

Relajarse es uno de los principales beneficios de su estadia en Purmamarca.

Un día en Purmamarca puede ser una experiencia inolvidable. Despertarse temprano, cuando el sol comienza a dar en las montañas y el silencio solo es interrumpido por el cantar de las aves.

Desayunar tranquilos, sin apuros en el hotel donde nos hospedamos o en algún bar al aire libre para luego salir a recorrer la plaza o los diferentes puntos del pueblo.

Llegado el mediodía, es casi obligado probar comidas típicas de la zona en alguno de los incontables restaurantes, de arquitectura sencilla, acorde con el lugar.

Anote platos y vaya guardando. Humita en chala, empanadas al horno de barro, locro, cordero asado, milanesas de llama, asado a la leña y las enormes milanesas de gruesa carne.

También podemos encontrar vinos de altura jujeños como lo son de las Bodega el Perchel o Bodega Dupont, digno de probar para todos los turistas que llegan a Jujuy.

Siempre es necesario guardar un lugarcito en el estomago, para las recomendadas infusiones caseras que permitirán asistirle en la digestión,

Por la tarde lo ideal es recorrer parsimoniosamente los stand de las ferias artesanales en busca del mejor souvenir.

Ya al anochecer, es imprescindible buscar mesa en las casas de comida, donde la música andina convertida en peña, nos invite a despedir con gran alegría el cierre de la jornada.

Esto es Purmamarca, no solo elegida como la población más bella del país, en su carácter de destino turístico, sino una experiencia incomparable, compartiendo un modo de vida ancestral en el inconmensurable norte argentino.