SE LOGRO LO IMPENSADO: LA UNION DE AGENTES DE VIAJE.

La emblemática esquina de San Juan y Velez Sársfield fué escenario de un hecho histórico: la unidad de los trabajadores del turismo en rechazo de medidas del gobierno nacional que ponen en riesgo no solo la subsistencia de las agencias de viaje sino, también, miles de puestos de trabajo de profesionales e idóneos de la comercialización de esta «Industria de Placer».
Sin distinción de banderías y con la consigna fundamental de que no se aplique el 30 % contemplado en la política cambiaria para las ventas en moneda extranjera, los agentes de viaje hicieron oír su protesta frente al Patio Olmos.

También aclararon, que  «de los millones de dolares que se pagan al exterior bajo el rubro TURISMO, el 70 por ciento es de e-commerce y no por la adquisición de viajes a otros países, como lo quieren instalar en la sociedad».

Los líderes de la movilización autoconvocada, esperan ahora una respuesta a su reclamo o amenazan con profundizar las protestas durante la semana.